Aunque la bicicleta es un invento de finales del siglo XVIII, es decir, ya tiene más de 200 años, podemos decir que está de moda. Y es que es un medio de transporte ecológico y muy sano. En Europa, gran parte de las grandes ciudades cuentan con una amplia red de carriles bici que conectan los diferentes puntos de las mismas, permitiendo a las personas que van en bicicleta desplazarse de forma segura y ecológica a través de ellos.

Pero no solamente está proliferando la construcción de nuevos carriles bici en la ciudades, sino que cada vez es más habitual la construcción de carriles bici que abarcan grandes distancias. Una prueba de ello es el proyecto europeo denominado Eurovelo. Este proyecto consiste en la conexión de diferentes países europeos a través de vías ciclistas. Este proyecto como tal nació en el año 1995, y fue en el año 1997 cuando la Federación Europea de Ciclistas se responsabiliza de él.

Según las últimas estimaciones el proyecto Eurovelo estará totalmente operativo en el año 2020, y conectará 43 países europeos a través de 15 carriles bici, y con un total de unos 70.000 kilómetros. Es cierto que este proyecto se basa sobre los carriles bici que ya hay existentes a nivel local en cada uno de los países donde se está desarrollando, y en este proyecto se van a unificar, promoviendo así la bicicleta como medio de transporte sostenible y promover también este tipo de turismo. A día de hoy esta red de carriles bici dispone ya de unos 45.000 kilómetros.

En cuanto a la financiación del proyecto, está repartida en un 50% entre fondos de la unión europea y fondos de los países integrantes del proyecto. En el caso de España, que es el caso que nos afecta directamente, la financiación está repartida a nivel Estatal, Autonómico y Local. Un importante impulso para la financiación de este proyecto se produjo a finales del año 2012, cuando Eurovelo fue incluido en la Red Europea de Transportes, con lo que se asegura la financiación a nivel europeo durante los próximos años.

 carril+bici+europa+españa+

 

En España, los conocidos Caminos Naturales (como por ejemplo el del río Tajo), o las llamadas Vías Verdes (como por ejemplo la Vía Verde de la Jara) podrían considerarse como un primer paso para las rutas Eurovelo. No obstante, aunque según un informe del parlamento europeo publicado en el año 2012 en España el cicloturismo genera unos 1.600 millones de euros, es una cifra muy inferior si la comparamos con otros países europeos como pueden ser Alemania u Holanda. Y es que en los países centroeuropeos la cultura del cicloturismo está mucho más extendida que en nuestro país.

De todas formas, no cualquier camino o carril bici es susceptible de pertenecer a la red Eurovelo, sino que tienen que cumplir con una serie de características para poder pertenecer a esta red. Esas características son la siguientes:

  • La vía tiene que estar abierta durante todo el año.
  • La pendiente no podrá nunca ser superior a un 6%.
  • El 80% del trazado tiene que estar pavimentado.
  • La anchura tiene que ser la suficiente para que puedan circular por lo menos dos bicicletas.
  • Debe haber posibilidades de avituallamientos cada 30 km, alojamiento cada 50 y transporte público que acepte bicis cada 150 km.

En España tendremos tres rutas que transcurran a lo largo de nuestro país. Son la ruta Atlántica (comienza en el norte de Noruega y termina en Sagres (Portugal)), la ruta de los peregrinos o camino de Santiago (que conecta Santiago de Compostela con Trondheim, en Noruega) y la ruta Mediterránea (que conecta Cádiz con Atenas).

 

¿Cual es el deporte más practicado de España?

deporte-practicado-españa