El uso de geles energéticos está cada vez más generalizado por los practicantes de deportes de resistencia como es el caso del ciclismo, ya sea de carretera o montaña.  Al ser un complemento alimentario destinado a su consumo durante la práctica deportiva intensa, es necesario tener un mínimo de conocimiento sobre que es, que nos aporta y como debemos consumir estos productos. En este artículo vamos a ayudarte a conocer mejor estos productos para que puedas conseguir el mayor provecho y utilizar todo su potencial durante tus rutas y entrenamientos.

¿Qué son?

Los geles energéticos son suplementos alimenticios cuyo consumo se destina a deportistas que realizan deportes de larga duración y de intensidad elevada, donde es necesario mantener las reservas energéticas a un nivel óptimo, que responda a las necesidades y demanda de nuestros músculos, sin olvidar que, durante esta práctica, el consumo de energía que realiza nuestro cerebro es igual o más importante que el realizado por nuestra musculatura.

Los geles energéticos generalmente se comercializan en formato monodosis, en pequeñas bolsas de unos 45 gr que facilitan su consumo durante el ejercicio físico.

gel-energético-oferta-ciclismo

¿Cuál es su composición y cómo actúan?

Se trata de un líquido viscoso formado principalmente por hidratos de carbono simples, con el fin de ofrecernos energía de manera rápida y segura. Durante el ejercicio físico intenso nuestros músculos necesitan energía que procede del glucógeno muscular y hepático, y este se almacena en forma de hidratos de carbono. Con la ingesta de geles energéticos evitamos gastar las reservas energéticas de nuestro cuerpo y reducimos la posibilidad de padecer las famosas “pájaras”. Hay que recordar que durante todo este proceso no debemos olvidar mantener una correcta hidratación, ya que esta es esencial en el metabolismo del glucógeno.

La composición de los geles energéticos está formada por:

  • Hidratos de Carbono: Supone el 60-70% del total (entre 25 y 30 gr). Su función es la de mantener los niveles adecuados de los depósitos de glucógeno de nuestro organismo.
  • Sales minerales: Son importantes para reponer los electrolitos que eliminamos a través del sudor. Son importantes en la absorción de agua por nuestro organismo y facilitan la asimilación de los hidratos de carbono. Durante la práctica deportiva es importante potenciar estos tres procesos mediante la ingesta de bebidas isotónicas.
  • Cafeina, Guaraná…: Algunos fabricantes ofrecen la posibilidad de poder adquirir geles energéticos en los que se incorporan sustancias naturales de carácter estimulante. La función de estas sustancias es la de reducir la sensación de fatiga. Por otro lado, se cree que también son capaces de activar el uso de las grasas como fuente de energía para nuestros músculos.
  • 6 aspectos a tener en cuenta durante el consumo de geles

    1. Antes de consumir geles energéticos durante una ruta larga o un entrenamiento exigente, se aconseja probar el gel para asegurarnos su correcta asimilación (no a todas las personas les sienta igual los alimentos que ingieren).

    2. No ingerir geles en entrenamientos o rutas de intensidad baja, ya que estamos aportando un extra de energía a nuestro cuerpo que, de no utilizarlo, será almacenado.

    3. No olvidar mantener una correcta hidratación. Por lo general, para mejorar y acelerar la absorción del gel en nuestro estómago se aconseja consumirlo acompañado de agua.

    4. La ingesta de geles se realizará cada 45-50 minutos.

    5. Planifica el consumo de alimentos, agua y complementos durante tus salidas ciclistas.

    6. No olvides que los geles energéticos son complementos alimenticios y que, en ningún caso, es sustitutivo de ningún alimento o comida.

    Puedes obtener productos de nutrición aquí.

gel-energético-oferta-ciclismo-bici