La tija telescópica permite modificar la altura del sillín en marcha, sin bajarse de la bici. Por lo que su mayor prestación es la comodidad.

Este tipo de tijas hacen algo que tú mismo puedes hacer sin tener una: subir y bajar la altura del sillín. Quién no tenga una tija de este tipo, para afrontar una bajada con más seguridad, puede optar por bajar el sillín y de esta manera ganar en estabilidad y seguridad. El centro de gravedad baja, permite afrontar el descenso con mayor determinación y el agarre en curvas aumenta de una manera considerable. Como es evidente, una vez haya terminado la bajada, deberá volver a colocar el sillín a la altura adecuada para pedalear de forma correcta. Estas operaciones se tienen que hacer bajándose de la bici con el engorro que lleva.

La evolución y desarrollo de las tijas telescópicas, cada vez más ligeras y eficientes, se ha convertido en una excelente forma de disfrutar plenamente de todo tipo de modalidades en el ciclismo de montaña. Inicialmente utilizadas en el Trail y el Enduro y actualmente vigentes incluso en el competitivo segmento del XC. Estas tijas permiten bajar la altura del sillín pulsando un mando bajo el sillín o como muchas del mercado, remotamente desde el manillar. El sillín baja aprovechando el peso de biker. En algunas únicamente se tiene una posición intermedia y en otras el ajuste de la altura es totalmente personalizable en cada momento (hidráulicas). Para subir de nuevo la altura del sillín y posicionarlo en la medida idónea de pedaleo, simplemente hay que ponerse de pie y accionar el mando. De esta manera la tija retorna a su “medida – altura normal”.

 

magura-tija-de-sillin-vyron-elect

 

En la clasificación de las tijas se puede hablar de dos tipos basándose en sus mecanismos de funcionamiento: hidráulicas y mecánicas.

  • Tijas mecánicas: Al no tener pistones hidráulicos, aceite ni retenes, requieren menos mantenimiento. Pero presentan una limitación: solo cuentan con una posición intermedia fija de recorrido. En cuanto a la velocidad de retorno no tienen la misma suavidad que las hidráulicas pese a que se puede controlar la misma con la presión de aire. Son más baratas precisamente por la falta de elementos de precisión.
  • Tijas hidráulicas: En estas tijas, la altura se modifica de una forma gradual y con mayor precisión. Además se pueden colocar en posiciones intermedias. Aún así, pueden fallar con más facilidad, y requieren un mantenimiento mucho más complejo. En cuanto al retorno del sillín es mucho más progresivo y suave. Para muchos es la mejor opción ya que permite colocar la altura en la posición deseada, sin limitaciones. El precio es más elevado debido a la mayor complejidad del sistema.

 

 

Aprovechando el auge de este tipo de componente para bicicletas de montaña, la nueva Magura Vyron llega al mercado con tecnología ‘fresquita’ para una industria que parece abocarse hacia una nueva generación de productos electrónicos de todo tipo. La Vyron es una tija telescópica de funcionamiento hidráulico con 150 milímetros de recorrido ajustable en infinitas posiciones, aunque la principal novedad radica en el modo de activar su mecanismo: mediante un mando inalámbrico en el manillar conectado vía ANT+ a un pequeño motor bajo el soporte del sillín, encargado de abrir/cerrar el sistema hidráulico.

Tanto la tija como el mando remoto de la Magura Byron hacen uso de la tecnología eLECT, presente en las suspensiones electrónicas de la firma. El mando de la Byron de Magura puede funcionar tanto como mando único para la tija como mando combinado para tija y suspensiones eLECT, todo ello sin cables (mediante comunicación ANT+) y por medio de tres sencillos botones. La alimentación del sistema electrónico corre a cargo de una batería recargable vía micro-USB para la tija y de una pila CR-2032 NiMH para el mando remoto, con una autonomía estimada de hasta 400 operaciones completas de descenso de la tija o, en términos de uso, de hasta 2 meses de uso normal.

 

 

Echa un vistazo a nuestros productos en BikesRadical