El equipo de BikesRadical recomienda cómo nutrirte si tu entrenamiento es a primera hora de la mañana. ¿Deberías desayunar antes de entrenar o es mejor hacerlo en ayunas? ¿La dieta de la cena del día anterior influye?

Si tu rutina es montar en la bici por la mañana, lo más recomendable es tomar algo ligero rico en hidratos de carbono ya que estos nutrientes nos aportarán energía rápidamente para poder entrenar en condiciones sin tener ninguna sensación de debilidad.

Entrenar en ayunas no es aconsejable para realizar ningún ejercicio, sí es verdad que en ocasiones deportistas de élite lo practican, ya que sus márgenes de mejora están bastante desarrollados. No se trata de un gran peligro ni tampoco es algo que suceda con mucha facilidad, pero entrenar en ayunas puede provocar una hipoglucemia, que es una bajada de azúcar y sus efectos son muy desagradables, principalmente mareos. Realizando esta técnica alimentaria, las mejoras que se conseguirían en comparación con un entrenamiento normal serían bastante pequeñas, y sobre todo, difíciles de cuantificar.

Podríamos tomar una pieza de fruta, un yogur o una tostada y un café. O cambiar el café por un zumo o un vaso de leche. Si nuestro entrenamiento va a ser muy intenso, también es recomendable llevar una bebida azucarada en el bidón. Si no, con agua sería suficiente.

En cuanto a la dieta de la cena del día anterior, lo que debemos tener en cuenta es la actividad física que hayamos tenido durante ese día. En el caso de haber realizado mucha actividad, nuestro organismo tendrá más necesidad de reponer los hidratos de carbono utilizados durante el ejercicio.

Para que nos entendamos, se trata de que por la mañana los depósitos de glucógeno, que es la forma en que se almacenan los hidratos de carbono en el músculo, estén en buenos niveles para poder entrenar bien.